Adelaide Maresca

Hay árboles que son personas quietas y personas que son árboles que caminan, yo soy esa. Como el Argo mitológico, en todo mi cuerpo hay ojos que miran lo real y lo irreal desde diferentes puntos. Mis acciones están enraizadas en la naturaleza y observan al espectador.